Como aligerar vuestra MTB

El peso, un gran protagonista en muchos aspectos de nuestras vidas, en este caso concreto el protagonista de nuestra bicicleta. El peso es una obsesión que preocupa tanto a aficionados como ha profesionales del mountain bike, debido a que la ligereza es un aspecto fundamental en una de ascensión, pero no nos engañemos, conseguir aligerar nuestra MTB puede ser un proceso muy costoso.

Es por ello, que es fundamental conocer bien las características de vuestra bicicleta, sobre todo que tipo de cuadro tiene. Si el cuadro de aluminio en talla media oscila su peso en torno a los 2kg, no os merece la pena invertir para aligerar el conjunto, pero si ronda el 1,5 kg, si sería interesante realizarle algunas mejoras. La manera más optima de realizar nuestra inversión de manera precavida, es invertir en elementos dónde se obtengan más beneficios relativos al peso.

Elementos

El pedalier: Adquirir un pedalier ligero y procurarle un buen mantenimiento os mejorará el rendimiento de vuestra MTB.

Las cubiertas y cámaras: Cuanto mas ligeras sean obtendréis mayor rendimiento en acciones como el frenado y la aceleración en marcha.

El sistema de tubeless: Este sistema prescinde de cámara con el consecuente ahorro de peso y el uso de cubiertas ligeras, esto os ofrecerá un buena descarga de peso.

Unas llantas ligeras: Son, junto a las cubiertas otra parte importante. Todo el peso que se pueda economizar en este elemento os hará notar unas mejoras muy evidentes. Los tipos de llantas que os recomendamos sin duda son las de carbono, estas presentan unos precios elevados, pero son ultra ligeras. Otro tipo de llanta más económico son las de aluminio.

La horquilla: Si contáis con una horquilla de más de 2 kg de peso, es un objetivo claro de mejora, sin ser una pieza económica si fijamos nuestra mirada a las horquillas de gama media-alta, es un elemento que os proporcionaran una gran ligereza. Siempre está el mercado de segunda mano para obtener una que se adapte a vuestras necesidades, merece la pena invertir en ella.Una horquilla más ligera a parte de reducir el peso de vuestra MTB, os ofrecerá una mejora en la maniobrabilidad junto con las reacciones de vuestra bici.

Estos elementos que os hemos mencionado evidentemente requieren de un esfuerzo económico para su consecución, pero si os encontráis en un momento en el que no podéis hacer frente a este tipo de cambios para conseguir aligerar vuestra bici, no desesperéis.

Existen truquillos sencillos y mucho más económicos para salir del paso y obtener un plus de ligereza.

Trucos económicos para reducir el peso de tu mtb

Los reflectantes o catadriópticos: Estos accesorios son muy importantes para circular por la noche, pero para descender por el monte y de día nos nos generan ningún beneficio y aportan aunque sea un mínimo de peso.

Las cubiertas: Las serie de cualquier bicicleta de una gama media-baja, o incluso de gama superior, suelen ser demasiado pesadas. Si las sustituimos por unas más ligeras podremos reducir casi los 180 gramos entre las dos cubiertas.

Las cámaras: Colocar unas ultra ligeras osa ayudará a reducir 120 gramos entre las dos cámaras.

El sillín y la tija: Por muy nimio o absurdo que a algunos les pueda parecer este cambio, os ayudara a quitar casi doscientos gramos de vuestra MTB, al igual que si sustituimos la potencia y el manillar por unos más ligeros. Los puños del manillar de goma espuma sería una de las formas de reducir su peso.

Eligiendo componentes de gama media-alta y buscando una buena relación calidad, precio y peso, estas insignificantes mejoras os ayudaran reducir poco a poco el peso de vuestra MTB. También habréis de tener en cuenta que no sirve de nada aligerar la bicicleta si el peso lo añadimos nosotros mismos. Por ellos es muy importante reducir en el caso que sea necesario al igual que con la bicicleta el peso del piloto. Como en todo deporte una dieta equilibrada y un buen entrenamiento es fundamental para alcanzar un optimo rendimiento.

Un error a evitar: Pensar que el cambio de componentes de gama media por unos de gama alta os harán mejorar la ligereza de la bicicleta. Es cierto que los cambios a los componentes de gama alta os proporcionaran una mejora sobre el rendimiento de vuestra bicicleta, en el sentido del rodamiento y la precisión, sin lugar a dudas. Pero el objetivo de aligerar la bici no tiene porque ir de la mano de ese cambio, es decir, si vosotros cambiáis el desviado trasero de una bicicleta de gama media por uno de gama alta, estando vuestro cambio en buenas condiciones, el resultado es una gran inversión de dinero sin obtener una gran disminución del peso de la MTB. Por este tipo de cosas es importante realizar los cambios con cabeza y en consecuencia con los resultados y necesidades que se anden buscando.

Si os ha gustado y os sierven estos consejos encontrareis más en: Mountain Bike.

Mountain Bike ¿Buscas una horquilla? Todo lo que necesitáis saber

La horquilla, es un elemento que ejerce una gran función en la conducta de nuestra bicicleta, esta simple pieza influye directamente en el buen funcionamiento de la MTB y por ende en nuestra seguridad. Es por ello fundamental conocer las distintas opciones que hay cuando nos disponemos a comprar una horquilla nueva para nuestra bicicleta. Ya sean nuevas o de segunda mano, es normal que nos abrumemos si no controlamos este tipo de mundo.

La función de la horquilla entre otras cosas es, unir el cuadro con la rueda delantera, por lo cual deberéis tener dos cosas muy en cuenta:

El enganche a la rueda

Hay que tener en cuenta el tamaño del eje para el que está preparada la horquilla ya que ha de coincidir con el tipo de eje del buje de vuestra rueda.

Tipos de tamaño

  • Los hay de 9mm, estos son los más comunes o los de toda la vida podríamos decir.
  • Los de eje pasante que pueden ser de 15mm, o de 20mm.
  • Algunos modelos de Specialized que oscilan en torno a los 25mm.

En el caso de que vuestra rueda cuente con un buje de 9 mm, su horquilla correspondiente será la una cuyas medidas sean de 9 mm, si es de 15mm, pasaría lo mismo, necesitareis adquirir una horquilla de 15 mm. Existen reductores de ejes de rueda, esto os ayudara a disminuir centímetros, es decir, con un buje de 20 mm, puedes comprar reductores a 15 y 9 mm. Otro detalle a resaltar es que podréis observar escritas a la hora de elegir horquillas medidas como QR9, QR15, QR20, … QR = Quick Release que viene a indicarnos que es de Cierre Rápido

Como todo en el mundo del material del deporte, depende de los fabricantes, por lo que encontrareis diferentes combinaciones. Algunos fabricantes de bujes, realizan el buje por un lado y los adaptadores por otro, en este caso si habéis comprado uno para eje pasante de 15 mm, lo podréis utilizar con una horquilla de eje pasante de 20 mm, simplemente necesitareis comprar el adaptador de 20mm. De esta manera solo deberéis sustituir uno por el otro.

Esto último que os comentamos influye directamente con la comprar de las ruedas. Os será de gran utilidad que los bujes cuenten con esta característica, por que si cambiáis de horquilla en un futuro, podréis utilizarla con cualquier tipo de eje, ya que tan solo deberéis comprar los adaptadores de vuestro buje para la medida de la nueva horquilla. Los adaptadores suelen rondar en torno a los 20 euros por lo que en ocasiones es más conveniente invertir en ellos ya que os ahorrareis comprar un par de ruedas nuevas.

El enganche de la horquilla al cuadro: El enganche de la horquilla al cuadro se realiza mediante el tubo de dirección, es decir, la parte de arriba de la horquilla y el juego de dirección de vuestro cuadro, que es la pieza que se incrusta en el cuadro para albergar el tubo de dirección. En este proceso hay dos elementos ha tener en cuenta. El diámetro de este y la longitud.

La longitud del tubo: Como la horquilla se encuentra sujeta al cuadro por la potencia, por lo que el tubo de dirección debe contar con la suficiente longitud como para atravesar toda la pipa, esta es la parte del cuadro donde se monta el juego de dirección y permitir que se enganche la potencia. Si el tubo de dirección no fuese lo suficientemente largo como para esto la horquilla no podrá sujetarse al cuadro y por lo tanto no se podrá usar.

El diámetro: El tema del diámetro es un mundo un poco más complejo y encontrareis múltiples medidas, parece un asunto farragoso cuando realizamos el primer acercamiento, pero una vez que controléis las medidas se tornará claro y evidente.

Medidas

  • Los tubos de dirección inicialmente contaban con una pulgada (1″): Los encontrábamos tanto motos de carretera como en motos de montaña, debido a que el diámetro de dicho tubo afecta a la estabilidad de la bicicleta.
  • Los Oversize: Son tubos de una pulgada y un octavo (1″1/8 o 1.125″).
  • El superOversize: Los tubos de una pulgada y un cuarto (1″1/4 o 1.25″), pero el
  • Oversize le ganó la partida al SuperOversize extandarizandose. De ahí que la medida 1″1/8 sea la más extendida (Oversize) .
  • Los tubos One point five: de una pulgada y media, como bien su nombre indica,(1.5″ o 1″1/2 ).

Como con el buje y los adaptadores, todo tiene que ir en correlación, por lo tanto según el diámetro de vuestra horquilla podréis ponerla o no en tu cuadro, dependiendo de tu pipa y de tu juego de dirección. Es decir, una horquilla con tubo de 1.5″ no encajará en un juego de dirección para 1″1/8 por que no cabe, una dirección de 1″1/8 no servirá para un juego de dirección de 1.5″ por que quedara más holgada, entonces hay que ir cambiando el juego de dirección para adaptarlo al tipo de horquilla que vas a usar.

El elemento clave para adaptar diferentes medidas en este caso es adquirir un juego de dirección reductor. De esta manera en un cuadro donde habéis puesto una horquilla de 1.5″ podréis meter una horquilla de 1″1/8 , ya que el juego de dirección reductor generará el proceso de adaptación para la nueva horquilla.

Por último, la novedad en horquillas, El Tapared: Este último invento en el mundo de las horquillas nos trae en teoría mucha más estabilidad como vienen a decir sus fabricantes, son horquillas cuyo tubo de dirección tiene un grosor arriba y otro abajo, que les otorga una forma“cónica”. Por lo general sus medidas oscilan entre los 15 mm abajo y los 18 mm arriba. Se ha creado también la novedad de Overdrive II, esto es un tapared de 15 mm abajo y desde 1 a 18 mm arriba, que posibilita que los juegos de dirección admitan están medidas en su parte inferior y superior.

Bottom turn, ¡domina la técnica más imprescindible del surf!

El bottom turn es una maniobra tremendamente importante en el surf, pero que suele pasar desapercibida porque es una técnica tan natural y necesaria que muchas veces se da por conocida, y es básico conocerlo y ejecutarlo bien porque determinará tu actuación en la ola. Generalmente cuando cogemos una ola nuestro pensamiento se dirige a ver y analizar la ola para surfearla, pero no pensamos en el bottom turn como movimiento clave.

Un bottom turn es el truco o movimiento que nos permite encararnos hacia la parte más alta y potente de la ola, pero esta definición se queda pobre y por eso vamos a describir las cuatro fases que conforman esta maniobra.

Las cuatro fasas del bottom turn

PREPARACIÓN: el cuerpo empieza a cambiar de posición al iniciar la maniobra. El peso recae sobre el pie delantero para ganar velocidad y los brazos se colocan delante del tronco para ayudar a desplazar más peso hacia delante. Casi todo el movimiento del peso se produce por la inclinación del tronco hacia delante, lo que provoca que las piernas trabajen, para evitar que el cuerpo se caiga, manteniendo una tensión muscular que se transfiere a través del pie. La mirada se dirige hacia el punto de impacto orientando los hombros hacia delante para llevar más peso a la parte delantera de la tabla y las piernas mantienen su tensión para conseguir una trayectoria uniforme.

EJECUCIÓN: el peso se desplaza totalmente al pie de atrás, para que la tabla realice un giro cerrado al cargarlo sobre la zona de las quillas (el tercio inferior interno de la tabla). Hay que desplazar la pelvis hacia atrás a la vez que flexionamos las caderas pero manteniendo una línea que va desde el hombro hasta el tobillo. Mientras las piernas mantienen esa posición, la línea de los hombros comienza a rotar sobre el eje del giro (situado a la altura del hombro posterior permitiendo que el peso se mantenga atrás). El cuerpo se comprime, los músculos absorben la tensión de compresión (que devolverán empujando la tabla) y la mano interna busca el agua; todo esto provoca que el peso del cuerpo esté prácticamente fuera del agua y sobre el canto interno (generando un mayor agarre). La ejecución es la parte clave de la maniobra.

FINALIZACIÓN: momento en el que el bottom turn termina y nuestro cuerpo se coloca para realizar la siguiente maniobra. Durante esta fase, la flexión de las articulaciones de la pierna (caderas, rodillas y tobillos) empieza a cambiar porque las piernas realizan el empuje necesario para extenderse y la tabla comienza a subir con velocidad y potencia. El peso se mantiene en el pie de atrás para que las quillas agarren y permitan cerrar el giro hacia la parte alta de la ola. La mano se queda atrás para ayudar a mantener más peso en la cola y como fijación del eje de giro.

TRANSICIÓN: es el paso de esta maniobra a la siguiente y coincide con el momento de preparación, y el peso empieza a desplazarse hacia el centro de la tabla para ejecutar el siguiente truco.

Aquí te dejamos un vídeo para que puedas apreciarlo visualmente.

Consejos para ejecutar un buen bottom turn

Aprende a bajar el centro de gravedad sobre la tabla flexionando bien las rodillas, mientras mantienes el cuerpo centrado sobre la tabla. Puedes practicar esto con un skate, ya que se parece bastante a cuando haces el gesto para ganar velocidad en un half-pipe.

Un buen timing es importante, porque muchas veces nos apresuramos al ejecutar el bottom turn, olvidándonos de que el ritmo lo marca la ola y no nosotros. Recomenamos esperar un segundo antes de realizar esta maniobra porque tendrás más tiempo para tranquilizarte, ver como se coloca la ola y esperar a que esta esté más levantada cuando la ataquemos, lo que dará lugar a un giro más espectacular, rápido y fácil.

En resumen, para realizar un correcto bottom turn es necesario un buen control del cuerpo y una sincronización a la hora de movernos y repartir el peso. Otro de los puntos clave para transferir nuestro peso y generar la potencia adecuada es la compresión y descompresión del cuerpo mediante las piernas.

Espero que el artículo os ayude a mejorar, y si quieres saber más sobre surf, tienes el link aquí. ¡Buena honda!

Bowl, cómo entrar, girar y salir exitosamente

El Bowl, el lugar donde nace unas de las modalidades más fuertes del deporte del Skateboard. Todos hemos visto vídeos de piscinas delante de chalets en California o Skateparks con bowls cada cuál más grande, y nos entran ganas de llevarnos la tabla de skate, empezar a saltar y deslizarnos como los Pros. Pero, toda esa idea cambia cuando nos ponemos en el borde y miramos el desnivel que nos espera. Ese miedo es tu peor enemigo y es el que hará que caigas al suelo. Sin embargo, te traemos hoy unos consejos para que te inicies y logres tus objetivos.

Instrucciones para el bowl

En primer lugar, colocaremos la tabla en el borde con el tail encajado. Bien, ahora llega nuestro gran momento, lo mejor es que no dudes, pon tu pie delantero sobre los tornillos del nose y lleva el peso de tu cuerpo sobre ese pie. Lo más importante es que tu cuerpo esté en perpendicular a la superficie por donde bajas, como en la siguiente imagen:

Según empecemos a descender, deberemos flexionar levemente nuestras rodillas para bajar nuestro centro de gravedad y tener más control sobre el movimiento. Los pies deberemos situarlos en todo momento: el delantero sobre los tornillos del nose y el trasero encima del tail.

En este paso, podemos tener varios fallos: si tenemos nuestro cuerpo demasiado echado hacia atrás, según empecemos la rampa, nuestra tabla saldrá disparada hacia delante y nosotros caeremos al suelo. Este fallo surge normalmente por el miedo. En cambio, si decidimos echarnos demasiado por delante del eje, conseguiremos que la tabla se pique y caegamos de cara.

 

Una vez conseguida la primera etapa, nos encontramos con que hemos superado la primera rampa y vamos a recepcionar con la parte más baja del Bowl, es decir, otro cambio de suelo. Para ello, acordaros en todo momento de acompasar el cuerpo perpendicular con el suelo. Dado que es un cambio bastante rápido, nos ayudaremos de estirar levemente nuestras piernas haciendo fuerza con los pies para aguantar y dar firmeza a las ruedas (Con el tiempo es una forma de darnos incluso más impulso).

Los fallos que podemos tener son los mismos que en la primera parte, por lo que intentad evitarlos.

El siguiente reto que nos encontramos es la subida de la segunda cuesta. Para esto, deberemos volver a flexionar ligeramente las rodillas y de nuevo, mantener nuestra linea del cuerpo en perpendicular a la superficie.

La última etapa de este recorrido es cuando nuestra aceleración se reduce a cero y nos frenamos en la última rampa, para después descender otra vez. Para todos vosotros que os estéis iniciando, este paso os costará bastante, ya que seguramente no tengáis controlado patinar de fakie. Podéis practicar este movimiento en rampas pequeñas y con muy poco desnivel, hasta que os acostumbréis.

Para evitar los errores esta vez, deberéis cambiar el peso de vuestro cuerpo hacia el tail justo cuando os paréis.

Cómo girar

Una vez que tengamos controlado ir de una rampa a la otra del Bowl, podemos pasar a la siguiente etapa: girar. Este movimiento lo realizaremos cuando estemos en el punto más alto de la rampa, donde justo nos vamos a parar. Podemos hacerlo de frontside o de backside, aunque este último es más sencillo para empezar.

Para completar el giro deberemos hacer lo siguiente:

Llegamos al punto más alto.

Giramos nuestra cabeza para mirar en dirección contrario (la dirección a la empezaremos a ir después de este movimiento).

Giraremos nuestro tronco superior con ayuda de la inercia de nuestros brazos y hombros.

A continuación, empezaremos a pivotar sobre las ruedas traseras para que gire el nose hasta igualar los hombros con la tabla y completemos el giro.
En este momento, igual que cuando entramos al Bowl, echaremos el peso del cuerpo sobre el nose para descender de cara a la pendiente.

El giro podemos practicarlo en un suelo plano y pivotando sobre las ruedas delanteras. Cuando vayamos controlando el movimiento, practicaremos en una rampa con poco desnivel, pero realizaremos un giro de menos de 180 grados. A continuación, iremos aumentándolo hasta lograr los 180 grados que necesitamos en el Bowl.

Cómo impulsarnos (Pump)

Una vez que los pasos anteriores los tengamos bastantes controlados, se nos quedará corto lo que hacemos, ya que seguramente perdamos potencia poco a poco dentro del Bowl hasta que nos quedemos parados y vuelta a empezar. Para evitar esto, deberemos impulsarnos en las rampas.

Este paso es bastante simple por lo que no os costará. Cuando llegamos al punto máximo de la rampa estiraremos las piernas, nos daremos un impulso hacia delante, volviendo a flexionar las piernas, para finalmente volver a estirar las rodillas levemente. Es tan simple como si pones los pies en el suelo e intentas empujar la tierra sin separar las plantas de los pies.

Cómo salir del bowl

La salida se puede hacer de diversas maneras, pero existen dos que son las más comunes y sencillas. La primera de ellas, es salir con el pie delantero. Para conseguirlo deberemos llevar suficiente velocidad para que podamos poner nuestro pie en el borde de la rampa. Por lo tanto, una vez que estemos llegando al punto más alto con la inercia de nuestra aceleración, sacaremos el pie delantero de la tabla y pisaremos en el borde para ponernos de pie, mientras cogemos nuestra tabla de Skateboard, que saldrá volando hacia fuera.

La segunda manera de salir es con un Ollie. Este método es más complicado que el anterior, ya que deberemos llevar más velocidad y completar un ollie, que al principio no es tarea fácil. Si queremos practicar esta salida, podemos hacerlo en pequeñas rampas hasta que lo tengamos bajo control.

Ahora solo os queda buscar vuestra tabla e iros a un Bowl a practicar y disfrutar.

Skateboard. Historia del Skate

Nadie sabe con precisión cómo y cuando comenzó el skateboarding. Según la leyenda popular, fueron surferos californianos los que hacias los años cincuenta, montaron ruedas de patines sobre tablas para bajar rodando por las pendientes, imitando el surfing cuando no había suficiente oleaje en el mar. Era un tipo de skateboard muy rudimentario, que poco se asemeja al skateboard que practicamos hoy en día. Los materiales empleados eran tan primitivos que no le permitían a uno más que deslizarse por la aceras y autodenominarse sidewalk surfer. Las ruedas, por ejemplo, eran de metal y derrapaban indefectiblemente en las esquinas. La moda duró muy poco.

Se dice que fue el poliuretano el que revolucionó el mundo del skate. A principios de la década de los setenta, el norteamericano Frank Nashworthy tuvo la idea de emplear el poliuretano en la construcción de las ruedas. El poliuretano tiene una increible capacidad de adherencia al suelo (de madera, metal, cemento u hormigón) y permite mayor velocidad en comparación con otros materiales.

Fue entonces cuando se produjo el boom del skateboarding. En los Estados Unidos llegó casi a convertirse en el deporte nacional de la juventud, y se extendió a continuación al resto del mundo. Su popularidad sentó la base para el desarrollo de una enorme industria. A su vez, esto generó dinero para el skate, que se convirtió en un deporte formal, con campeonatos, profesionales, equipos de marcas, publicidad, revistas especializadas, etc. Se empezó practicando slalom, downhill y freestyle. Pero pronto surgió el vertskate, que no tardó en convertirse en la modalidad de skate más practicada. Vert es la abrevitura de Vertical. Se supone que empezó en las enormes tuberías de cemento y las piscinas vacias de California, que a menudo son curvas en su interior. Aquí se descubrió por primera vez la sensación de volar que da el skate en la vertical de la rampa, y fue entonces cuando empezaron a construirse grandes espacios curvos de cemento especialmente diseñados para el skateboard. Conocidos como skateparks, proliferaron por todo el mundo.

Inexplicablemente, el interés por el skateboarding se extinguió súbitamente hacia principios de los ochenta. Los skateparks dejaron de ser rentables y casi todos tuvieron que cerrar; lo mismo ocurrió con numerosas marcas y revistas especializadas, reduciéndose el número de aficcionados al mínimo. Pero el skate no desapareció. El deporte en sí, el arte, o como lo queráis llamar, evolucionó con gran celeridad. El skateboarding, que había nacido en los años setenta, estaba madurando y llegó a forjarse su identidad en aquellos años de vacas flacas. Así, a principios de los ochenta, se inició el tipo de skate que conocemos hoy en día.

Se desarrollaron los monopatines de freestyle, y esta modalidad agrupó nuevos y sofisticados trucos. Los antiguos vertskaters se salvaron gracias a las rampas. Una rampa es una estructura de madera relativamente barata y fácil de construir. Este tipo de estructuras tuvieron una gran acogida en Europa, pues el skate no generaba el dinero suficiente como para construir los costosos skateparks de cemento. En las rampas, el skate tuvo su renacimiento, en concursos, profesionales, etc.

Pero como hemos dicho, lo más importante que ocurrió en ese período fue probablemente que el skate se encontró así mismo. En los años setenta todo había ido demasiado rápido. Era, al mismo tiempo, una moda, una empresa lucrativa y un deporte juvenil. Se entendía el skateboarding de la misma manera que los deportes tradicionales y los campeonatos se celebraban siguiendo el modelo de los de patinaje sobre ruedas, tanto en la forma como en la puntuación. La irrupción del skateboarding de rampa, supusó que este deporte se englobase dentro de los deportes extremos.

A principios de los ochenta, pues, sólo quedaban unas pocas empresas serias y algunos skaters incondicionales, y en esta atmósfera íntima, densa y creativa nació la cultura del skateboarding actual, con su música propia, tipo de ropa y lifestyle. Un claro ejemplo de esta tendencia es la aparición, en aquellos tiempos, de la modalidad de streetskate. Esta modalidad no era más que la evolución del skate como medio de transporte rápido, de esta forma, los skaters empezaron a desplazarse por las calles subidos en sus tablas de skateboards y aprovechando las aceras, barandillas, rampas y desniveles, para practicar trucos. Por su gran comodidad, no necesitas más que una tabla y la calle, es la más practicada actualmente.

Hacia 1985, la popularidad del skate fue creciendo paulatinamente hasta extenderse por todo el mundo, llegando hoy en día a representar una industria que mueve cientos de millones anualmente.

En septiembre de 2015, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 propuso al skate entre los nuevos deportes olímpicos incluidos en su programa. Se competirá en las modalidades de streetskate y vertskate., diferenciando entre hombres y mujeres.

Salto Base, requisitos para Wingsuit Flying.

El Wingsuit Flying es una modalidad dentro del salto B.A.S.E. ,cómo visteis en el artículo de iniciación de este deporte, en el que desde un avión o una montaña nos lanzamos para ir descendiendo a una velocidad cercana a los 200 km/h con ayuda de un traje especializado que gracias a su forma planearemos cómo si de un pájaro se tratase.

Es un deporte muy extremo el Wingsuit Flying y requiere de una gran preparación para poder realizarlo por propia cuenta, si no queremos acabar estrellados contra el suelo, un árbol o una montaña. Para ello lo primero que deberemos hacer es ahorrar dinero obviamente ya que no es un deporte barato al requerir un equipo especial y una experiencia bastante extensa en el paracaidismo. Aún así, tranquilos que es un proceso largo y muy divertido. A continuación, vamos a comentaros los requisitos que deberéis ir cumpliendo hasta que finalmente seáis unos expertos en el deporte.

  • Curso AFF/RAPS: son cursos de aprendizaje rápido de origen estadounidense donde se asumen los conocimientos necesarios en menos saltos. El AFF consiste en una serie de clases con los conceptos básicos y movimientos que se entrenarán en tierra, para más tarde empezar con una serie de saltos de aproximadamente ocho, donde dos monitores se lanzarán contigo con el objetivo de sujetarte durante la caída libre y que aprendas cómo debes posicionarte. El segundo curso es el RAPS, que difiere del anterior solamente en que cuándo saltas del avión los monitores te abrirán el paracaídas directamente. El precio de los cursos ronda los 1.400 euros, dependiendo dónde los realices.
  • 180 saltos más: Deberemos tener una extensa experiencia en saltos para el Wingsuit Flying, como ya hemos mencionado anteriormente es un deporte muy extremo, es al menos 10 veces más peligroso que el paracaidismo y tener a las espaldas muchos saltos es importantísimo. Podemos decir que el precio de todos estos saltos puede estar cerca de los 5.000 euros.
  • Tu propio paracaídas: Obviamente deberemos comprarnos nuestro paracaídas ya que sin élestamos solos y no podemos hacer nada. En cuanto al precio los puedes encontrar en torno a los 2.300 euros.
  • Equipo: Nos referimos a los complementos que necesitamos para el salto: gafas, guantes, casco, altímetro o altímetro audible, mochila para el paracaídas principal y el de reserva, gps y cámara. Todo este material rondará los 1.400 euros.
    foto salto base
  • Wingsuit: Es el traje especial o traje de alas que necesitamos para realizar el deporte del Wingsuit Flying. Compuesto por tres membranas, dos que unen los brazos al tronco del cuerpo y una tercera que une las piernas, que nos ayudarán a planear y a realizar los movimientos requeridos. Podemos encontrar varias marcas de trajes como Squirrel, Tony Suits, S-Fly, Birdman o Phoenix-Fly. El precio está sobre los 900 euros, dependiendo del modelo y marca.
  • Curso Wingsuit: En este curso ya empezaremos de lleno con este deporte. Nos explicarán los conceptos básicos, precauciones, movimientos, etc. El primer o los primeros saltos se realizan con un monitor y los siguientes empezaríamos ya nuestra aventura en solitario. Este curso puede costar unos 1.400 euros.

Ya tenéis todos los pasos que debéis seguir para poder practicar este deporte extremo, el Wingsuit Flying, así que manos a la obra y que empiece la diversión. Os dejamos un vídeo dónde aparecen sobrevolando un volcán en activo, para que os vayan entrando las ganas.

Tipos de paracaídas

Todos sabemos que para el deporte extremo de salto BASE el paracaídas es nuestro gran amigo que nos ayudará a llegar al suelo y mantener el equilibrio durante el vuelo. Pero, ¿qué proceso ha existido hasta que han aparecido estos últimos modelos? ¿cuántos paracaídas podemos usar? En el transcurso de los años han ido cambiando y evolucionando dependiendo del uso que recibiesen, llegando hasta el día de hoy donde podemos resumirlos en la lista que a continuación os mostramos clasificados por las formas que tienen y las épocas en la historia donde se crearon.

Parasol: Este primer caso era utilizado por los artistas Chinos en las actuaciones para simular una caída lenta, obviamente era una acción muy en pequeña escala de lo que vendría en los siguientes años.

Cónico: Podemos decir que este es el primer paracaídas que existió. Con forma de cono fue creado en el año 1470 en Italia con las bases del gran Leonardo Da Vinci. El objetivo por el que se fabricó dicho paracaídas fue para que en caso de incendio de un edificio las personas pudieran saltar de el con su ayuda.

Piramidal: este paracaídas tiene forma de pirámide formada por maderas en sus aristas y en la base, que conectadas entre ellas por telas creaban un entorno cerrado que permitía frenar la caída. Este caso también está basando en proyectos de Leonardo Da Vinci.

Redondo: En este caso pueden dividirse en dos tipos, manejables o no manejables. Estos últimos se destinan al lanzamiento de mercancías en misiones, como las ONGs en países en conflicto, ya que solo siguen las corrientes de aire hasta llegar al suelo al no poder ser controlados. Estos tipos de paracaídas ya casi no los encontramos, al menos los manejables ya que su origen fue en el sigo XIX, pero utilizados en la segunda guerra mundial y compuestos por seda o nylon. El diámetro en el caso de ser usado por un ser humano rondaba los 7 metros.
foto paracaídas

Cuadrados: Son actualmente los que se usan en modalidad deportiva ya que su forma ayuda a un mejor control de la dirección en el aire a la vez de obtener mayor velocidad y de planear más. Estos paracaídas están compuestos por dos paneles grandes paralelos colocados en horizontal y unidos por otros más pequeños verticalmente, creando cuadrados por donde circula el aire. La parte posterior de esta formación está cerrada para lograr planear mejor e incluso en ciertas ocasiones en que se alcanza bastante velocidad se puede ascender.
Foto paracaidas

Forma de anillo: Nos referimos a los usados para frenar aviones o coches que van a grandes velocidades. Normalmente otro paracaídas no soportaría y acabaría rompiéndose, ya que en este caso lleva un agujero en el centro para disminuir la presión.

Hasta aquí hemos llegado con la lista genérica de tipos de paracaídas, pero siempre podremos encontrar diferentes modelos más específicos o variantes que han nacido de estos y han acabado con nuevos deportes como en el caso del ala delta, pero no los contemplamos de momento ya que están enfocados a aterrizar y no a amerizar.

Si queréis saber más sobre el deporte extremo del salto base entrad aquí.

¿Cómo elegir tu talla de bota de montaña?

Cada vez somos más los que cometemos errores a la hora de elegir nuestra talla cuando adquirimos unas botas de montaña. Más aún desde que empezamos a utilizar gatos de escalada, pues a partir de ese momento, nuestro juicio al elegir talla de calzado se ve totalmente alterado y nos sorprendemos comprando unas zapatillas de calle totalmente ajustadas (para que se adhieran bien a los cantos de las aceras debe ser). Bromas a parte, resulta vital acertar con nuestra talla ideal de bota, si queremos prevenir lesiones y obtener el mejor rendimiento en la montaña.

De esta forma, os presentamos una serie de consejos para que acertéis con vuestra talla la próxima vez:

  • Las botas de montaña no se doman, esa creencia no es más que un mito. Si te pruebas unas botas y te resultan incomodas, no creas que es cuestión de que tienen que darse de sí.
  • Una forma rápida de saber si es tu talla, es sacando la plantilla y situando tu pie encima. Deberá sobrar el espacio aproximado de un dedo de la mano. Se trata de una forma rápida y sencilla de saber si esas botas son de tu talla, pero será necesario ejecutar más comprobaciones para asegurar el éxito de nuestra elección.
  • Para tener en cuenta la dilatación que sufrirán nuestros pies al caminar, nos probaremos las botas con calcetines gordos. También se suele aconsejar probarse las botas al final del día, que es cuando más hinchados tenemos los pies.
  • Otra forma de comprobar si es la talla adecuada es, después de introducir el pie en la bota, mantener la espinilla en ángulo de 90º respecto al pie y empujar hasta que nuestros dedos toquen la puntera. Si la talla es la adecuada, tendremos que ser capaces de introducir el dedo índice entre nuestro talón y la parte posterior de la bota.
  • Ya sólo nos quedará atarnos las botas (firmemente pero sin pasarse) y andar con ellas. Lo más importante es que las notemos cómodas y bien ajustadas (que no oscilen demasiado).

Una vez más, la práctica conduce a la perfección, y será a medida que hayamos estrenado un mayor número de botas cuando afinaremos nuestro criterio a la hora de elegir las que mejor se nos ajusten.

Skateboard, cómo limpiar la lija

Una vez que llevamos tiempo practicando Skateboard nuestra tabla estará bastante sucia y especialmente nuestra lija que habrá acumulado polvo, por lo que necesitará de una limpieza para que vuelva a agarrar bien, ya que con suciedad pierde bastante eficacia. Por lo general, se recomienda cada cierto tiempo llevar a cabo un mantenimiento de la lija para su mayor duración, se tarda poco tiempo y simplemente por ser nuestra compañera en este deporte merece la pena hacerlo. Vamos a ver los pasos a seguir para limpiarla.

Material

Cepillo    Detergente Líquido    Tabla de Skateboard

  • Debe ser un cepillo blando para que al raspar no rompa la lija, como puede ser uno de plástico, pero no uno de metal.
  • Podemos usar el detergente que solemos usar en casa.

Pasos

  • Pondremos la tabla sobre el lavadero o sobre una mesa para que la tabla esté recta.
  • A continuación, humedeceremos el cepillo y lo pasaremos por la lija para quitar parte del polvo superficial.
  • Después, echaremos unas gotas de detergente líquido por la lija sin excedernos en la cantidad, con dos en el nose, otras dos para el medio de la tabla y para el tail lo mismo es suficiente.
  • Terminado esto volveremos a humedeceremos el cepillo y frotaremos la superficie de la lija para quitar la suciedad creando espuma sobre ella.
  • Una vez que pasemos el cepillo por la tabla y la tengamos cubierta de espuma, deberemos secarla a la vez que retiramos la espuma con papel higiénico o un paño con cuidado. Tendremos que ponerlos encima de la lija y pasaremos el cepillo para ejercer un poco de presión al paño o papel para que absorba mejor.
  • En el caso de que encontremos alguna burbuja por debajo de la lija solo tenemos que presionar para expulsar el aire.
  • Finalmente, dejaremos secar completamente, que ya la tendremos limpia, para volver a patinar.

Os dejamos un vídeo para que podáis visualizar mejor.

Si queréis saber más sobre este deporte entrad aquí: Skateboard

Escalada, tipos de agarres

En escalada podemos decir que hay una infinidad de tipos de agarres que nos vamos encontrando cada vez que vamos a roca, pero obviamente podemos o al menos intentamos clasificarlos según sus características u orientación. Aunque todos hemos visto presas con formas indescriptibles o con formas con cierto parecido a objetos del día a día que la gente decide ponerles nombre como cógete de la oreja o pilla esa sonrisa, siempre tenemos una clasificación básica:

Regletas: se trata de un canto plano de 3 cm o menos de profundidad. Tenemos dos maneras eficaces de agarrar esta presa: en primer lugar, debemos intentar que el máximo de la superficie de los cuatro dedos(el dedo gordo no) esté en contacto con la profundidad del agarre, el arqueo realizado debe ser de un ángulo de 90 grados con los nudillos. Si cerramos la mano más de 90 grados estaremos forzando los tendones y acabarán resintiendo, por el otro lado, si el ángulo es superior perderemos eficacia y posiblemente resbalando. La segunda forma en la que podemos coger la regleta es añadiendo a la manera anterior el dedo gordo sobre el dedo índice añadiendo más potencia.

En cuanto a la posición del cuerpo a la hora de agarrar las regletas no es tan estricta cómo otras presas, dado que colocar bien el centro de gravedad depende de muchas posturas con este tipo de agarres. No existe una postura específica.

Cantos romos: nos referimos a las presas en declive hacia delante que agarramos con los dedos extendidos o semi-arqueo . Debemos intentar usa la mayor superficie posible para que resulte más fácil. Esta vez el centro de gravedad es importantísimo, por lo que tenemos que intentar estar pegados a la pared y que nuestro tronco esté en linea verticalmente con el canto.

Agujeros (tridedos, bidedos, monodedos): estas presas se suelen agarrar con los dedos en extensión o semi-arqueo, dado que suelen ser estrechos y profundos impidiendo el arqueo de 90 grados. Dependiendo el tamaño del agujero diferenciaremos los que podemos introducir tres dedos (tridedos), dos dedos (bidedos) o un dedo (monodedo). Tenemos que tener cuidado ya que son bastante lesivos estas presas, ya que todo el esfuerzo se reduce en pocos dedos, por eso muchos escaladores realizan entrenamientos específicos para fortalecer más la mano.

Invertidos: cualquier tipo de presa que agarres con la palma mirando hacia el cielo. La posición adecuada para estas presas debe ser realizando dos fuerzas en dirección contraria, es decir, con las manos hacia arriba y los pies hacia abajo. Debemos tener en cuenta que cuanto más alto tengamos el centro de gravedad más fácil será el agarre, y cuanto más abajo peor.

Pinzamientos: se trata de las presas en que el dedo gordo está en oposición a los otros cuatro dedos realizando una pinza. En este caso no hay una posición específica, dado que permite muchísimas combinaciones de movimientos del centro de gravedad.

En líneas generales podemos clasificar de esta manera las diferentes presas, aunque sin lugar a duda siempre nos sorprendemos con nuevos agarres que nos ofrece la montaña.